Áreas de intervención

Todos los acontecimientos que vamos experimentando a lo largo de nuestra vida son los que van construyendo nuestra personalidad, nos dotan de las estrategias que utilizamos para hacer frente a cada situación y forman las creencias que tenemos sobre nosotros mismos y nuestro entorno y, por lo tanto, como interpretamos la vida.

Cuando estas experiencias son dolorosas y difíciles pueden afectar al modo en que nos comportamos y nos relacionamos en el presente, lo que en el pasado fue necesario y adaptativo, en el presente puede generar conductas y/o emociones disfucionales.