DUELO

dejar-ir-pajaros

El duelo es un proceso natural que experimenta toda persona después de una pérdida emocional o física, ya sea por fallecimiento, enfermedad, separación o divorcio. El proceso de duelo esta compuesto por una serie de etapas por las que la persona va atravesando de forma natural:

 

  1. Estado de shock y/o evitación en la que la persona tiene dificultad para reconocer y entender la pérdida.
  2. Fase de confrontación en la que se reacciona a la separación experimentando el dolor que puede ir acompañado de rabia, de falta de seguridad y baja autoestima y sentimientos de desamparo y injusticia.
  3. Fase de negociación, en la que la persona empieza a ser consciente de la perdida y le acompaña una sensación de desorganización en todas o algunas àreas de su vida por la ausencia de lo perdido, teniendo dificultad para adaptar su vida a la nueva realidad, generando sentimientos de tristeza.
  4. Finalmente llega la fase de aceptación y reorganización en la que la persona se reajusta para poder adaptarse a su nuevo mundo, su nueva realidad, sin olvidarse de lo perdido.

Estas etapas son una aproximación a lo que pude ocurrir, teniendo en cuenta que cada persona sigue su propio proceso, con sus retrocesos y avances.

Hay ocasiones que el proceso es tan doloroso para la persona que puede quedarse estancado en una de las etapas dificultando seguir el camino hacia la aceptación. En otros casos, el mecanismo de defensa para no sufrir es la negación del dolor, haciendo que pasado el tiempo se reviva la pérdida. En estos casos es recomendable un acompañamiento terapéutico para cerrar correctamente el proceso y ser capaces de mirar al pasado y recordar sin intensa pena y dolor a lo perdido y a la historia compartida.